Helen Sear

Fernando Cano Busquets
2012
Kelly Wrage
2012

Inside the view

 

En el tratado de fotografía de William Henry Fox Talbot El lápiz de la naturaleza hay una imagen humilde de un pedazo de tela. Talbot coloca encaje negro directamente sobre papel sensibilizado y lo expone al sol. El encaje se muestra en blanco sobre un fondo oscuro. No se ve como algo negativo, ya que estamos familiarizados con el encaje blanco como el negro. No se ve como un fotograma sin cámara – el tejido plano está bien hecho por la simple técnica. El término para el proceso era “dibujo fotográfico”, conectándolo con que la imagen fotográfica es un mecanismo extensor del mundo.

Su imagen es simple y fascinante.  El aún no estandarizado mecanismo de fotografía toma como asunto una pieza que está hecha a mano. Esta es científica, distante y fría. También es íntima, cercana y táctil. En esto encarna la paradoja que se piensa de la fotografía desde sus inicios hasta la actualidad. Una fotografía es todo acerca de la superficie, sin embargo, parece no tener superficie. Es formal y sistemática, sin embargo, pone de manifiesto lo particular en las cosas. Es estoica y aún retirada la luz que toca al objeto luego este toca una superficie receptiva.

Helen Sear ha estado haciendo trabajo artístico y fotográfico por 14 años. Su producción es extremadamente variada pero inclinada hacia las virtudes y cualidades que vemos en la imagen de Talbot. Preguntas de tacto y experiencia del exterior son centrales, como hacen muchos pintores cercanos a la fotografía. Inside the view, su último trabajo, también envuelve la ausencia y presencia del encaje.

Sear es una de las más innovadoras fotógrafas. Para ella el medio es magia y mucho realismo. Nunca es puro, fijo o totalmente cognoscible. Cada nueva serie presenta un nuevo conjunto de cambios que ofrecen su fascinación con el arte y nuestros hábitos de mirar. Inside the view es un conjunto de imágenes combinadas. Por un lado, contribuyen a la larga historia del montaje. Dos imágenes se unen para generar un tercer significado. Aquí un retrato y un paisaje se combinan. Pero hay algo más complicado. Sear también produce una tercera imagen de su método. Las dos fotos se reúnen en Photoshop. Sobre la imagen de la cabeza de una mujer, Sear ‘dibuja’ una red parecida al encaje de las líneas en que emerge una foto de un paisaje. La pintura y el dibujo de la línea esta generalmente allí para formar una imagen. En la obra de Sear la línea es la imagen. La red se convierte en un velo para ver y mirar a través de ella. Es difícil decir si está realmente “ahí”.

La reciente influencia de la pintura en fotografía ha sido denominada como una especie de imitación clásica. Artistas fotográficos y fotógrafos documentales en particular, parecen querer citar la pintura  en busca de credibilidad o saber interior. Piense en el ex-campo de batalla fotografiado por un policía, o el retrato interior de la ciudad que plantea un Vermeer o Chardin, o momentos de incertidumbre humana aludiendo a cuadros de la vida cotidiana de Manet. Por lo general toma la fotografía de artistas y obras de arte que le permiten mantener sus modalidades establecidas de realismo y transparencia. Pero Sear muestra  que hay otras relaciones de la fotografía que pueden tomar hasta lo pictórico.

Ciertamente Sear encaja con lo pictórico, con géneros que han sido transmitidos y modificados. Además su pictoricidad también surge en la imagen como una superficie de trabajo. A menudo se piensa que la fotografía carece de superficie, que su plano de la imagen es intangible. Esto es el por qué los fotógrafos pictóricos en la primera parte del siglo pasado querían trabajar con emulsiones hechas a mano. Es también la razón por la cual los modernistas que vinieron después compensaron el brillo de sus grabados obsesionándose con la textura en su materia (piénsese en las paredes desmoronadas, arena, cortezas que dominan la obra de Edward Weston, por ejemplo). Sear está interesada en el contacto y la superficie, pero de un modo diferente.

Inside the view tiene dos pantallas. En primer lugar está la pantalla del ordenador en el que se dibuja el efecto del encaje. Es evidente que la mano no toca la pantalla. Sear dibuja por medio de un lápiz sobre una tableta electrónica. Es un modo abstracto de dibujo en la que todos nos conocemos ahora. Nosotros movemos nuestra mano a un mismo lugar, usando un mouse, y su efecto indicativo se siente en otro lugar. La mano y el ojo trabajan juntos.

Con las múltiples capas del trabajo artístico de Sear nosotros afrontamos la complejidad de las preguntas del trabajo y la invención. Aquí, la innovadora labor de la imagen del arte es central. Ella hace las cosas que otros hacen con el medio. Cada nuevo trabajo es un desafío por separado, para ella y para el espectador. Es un proceso agitado de riesgo intelectual, la demanda estética y experimentación técnica. Hacer Inside the view fue cuidadoso. La formación de la imagen fue un trabajo inmerso que exige una intensidad interior. Es lento y complicado. Tal vez por eso Sear toma como asunto a mujeres contemplando paisajes. Un paisaje es, en cierto sentido, un paisaje mental, sobre todo cuando estamos “inmersos” en él. Pero la mujer que se puede ver no es estricta en estos espacios. Sea ha combinado imagines para dar esa impresión. El efecto se ve espacialmente, pero construido en nuestra pantalla mental, por así decirlo. Somos nosotros los que están “Inside the view“.

 

Texto de David Campany para Photoworks Otoño/Invierno 2005-2006

Comments are closed.